Rodajas de berenjenas fritas

Este es un plato que sirve para acompañar cualquier carne, por ejemplo un buen filete a la plancha, o también puede servir como entrante y plato de picar.

berenjenas

El secreto para que salgan crujientes me lo enseñaron en Córdoba, en un famoso y conocido restaurante cordobés. Hay que dejar cubiertas con leche las rodajas cortadas finitas, durante un buen rato, para que suelten la solanina que le da sabor amargo.

en leche

La berenjena aporta pocas calorías y tiene escaso poder energético, pero si al freirlas absorben mucho aceite, aumenta el contenido calórico y pueden provocar indigestión. Por ello es también conveniente salarlas antes de cocinarlas, pues se reduce la humedad y absorben menos aceite.

Lo mejor es hacer ambas cosas, remojarlas en leche, luego escurrir la leche y secarlas sobre papel de cocina.

DSCN2268

Una vez secas se salan, se enharinan y se frien.

Y quedan así de secas y crujientes:

Strudel 065

 

 

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Entrantes, Verduras. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Rodajas de berenjenas fritas

  1. De lo´más útil, muchas gracias Lola. Siempre hay una berenjena pendiente de freir ….

  2. rosa dijo:

    No conocía el truqui de la leche, muy útil, Lola.Gracias!

  3. Pingback: Tortilla de berenjenas y patatas | La fritada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s